sábado, 18 de noviembre de 2017

Reseña: Butter

Título: Butter

Título original: Butter

Autora: Erin Jade Lange

Editorial: Naufragio de Letras

Fecha de publicación: 06/11/2017

Saga: -

Páginas: 352

Precio: 16,95 €


Sinopsis:

Butter tiene 17 años y pesa 190 kilos.

Su madre trata de hacerle feliz a través de la comida y su padre no le dirige la palabra desde hace años. Antes, trataba de sobrevivir al instituto por las mañanas y, por las noches, tocaba el saxofón a la luz de la luna, mientras pensaba en la chica de la que está enamorado.

Y ahora, Butter es el chico más popular del instituto.

Pero esa popularidad tiene fecha de caducidad: Nochevieja. La noche en la que prometió conectar su webcam y cumplir su plan de comer hasta morir, la noche por la que todos lo admiran y la noche que tanto teme.

Brutal y genuina, Butter es una novela sobre el silencio ante el acoso escolar que, a través de la desgarradora voz de su protagonista, narra una historia que podría estar pasando en tu propio instituto.

Opinión personal:

Este libro lleva en mi lista de libros pendientes desde hace un par de años, antes de que la editorial Naufragio de Letras apostara por su publicación. La principal razón por la que me fijé en esta novela es porque de su misma autora pude leer Cuando irrumpe lo extraordinario hace dos años, un libro que me gustó bastante y me dejó con ganas de seguir leyendo los otros libros de Lange. Antes de hablar del contenido del libro, tengo que destacar lo mucho que me gusta su edición y dar gracias enormes, tanto a la editorial como a la traductora, por no traducir el apodo del protagonista (es algo que odio profundamente, además de parecerme una falta de respeto).

Butter se ha convertido en el chico más popular del instituto y todos hablan de su capacidad para comer grandes cantidades de comida. Cansado de su vida y de que todos no vean en él más que una masa de kilos, está decidido a ofrecer un espectáculo a todos en Nochevieja: conectará su webcam y dejará que todos vean cómo come hasta morir. A partir de ese día, todos lo admirarán, pero a Butter le asusta darse cuenta de que realmente teme que llegue ese 31 de diciembre.

No os mentiré acerca de nuestro protagonista, ya que es innegable que Butter es un personaje bastante complejo y al que nos costará algo conocer. A algunos de vosotros os puede caer mal, o incluso pareceros odioso, algo que entiendo. Sin embargo, en mi caso, he visto en Butter más allá de su personalidad, de lo superficial de su personaje, por lo que no me ha parecido alguien odioso, sino más bien una persona que ha acabado actuando de esa forma por como se han comportado con él durante los últimos años. 
Creo que es importante conocer lo que ha provocado que los personajes sean como son en la ficción, por lo que he agradecido poder leer a la perfección cómo nuestro protagonista acaba teniendo esa actitud ante la vida y por qué toma decisiones tan perjudiciales para él o no tiene una pizca de autoestima. Con esto, no intento justificar su personaje ni decir que le debemos permitir cualquier cosa por haberlo pasado mal, solo que considero que tenemos que ser algo empáticos con él, no hacer responsable a la víctima.

Puede parecer que todo gira en torno a lo que sucederá el 31 de diciembre, pero también es importante recalcar que conocemos aspectos cotidianos de la vida del protagonista y todo lo que sucede los días previos a esa fecha que será tan señalada. Esto, junto a la personalidad del protagonista, que aunque a veces pueda parecer odiosa o muy negativa, otras es divertida, han hecho que sea una lectura entretenida y ligera para mí, pero también que considere que es un libro necesario. ¿Por qué creo que es un libro necesario? La respuesta es que en él vemos claramente cómo lo que para nosotros pueden ser simples bromas sin maldad pueden arruinar la vida de otras personas y lo peor de todo es que no nos damos ni cuenta.

En resumen, Butter ha sido una lectura de la que he disfrutado mucho, un libro que nos enseña que ante el acoso escolar, el silencio no es una respuesta válida ni neutral. Os recomiendo darle una oportunidad si buscáis libros que huyan de lo cotidiano y rompan los esquemas.

4,5/5

3 comentarios:

  1. He leído libros de este tema pero siempre lo paso mal con los protas y por eso los suelo evitar aunque creo que son muy necesarios, este no lo conocía.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Entiendo perfectamente lo que decís de que es un libro necesario. Si bien no me veo capaz de entrar ahora a leer este tipo de cosas, por motivos personales, estoy de acuerdo contigo.
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Juan:

    Yo terminé de leerlo hace unos días y también me encantó. Es cierto que Butter (sí, yo también me alegro de que no tradujeram el apodo; "Mantequilla" hubiera quedado horroroso) es alguien complicado de entender a priori, pero casi me ha gustado más por eso. Estoy un poco aburrida de los personajes blancos o negros y, cuando llega un personaje tan complejo como Butter, es un motivo de alegría. ¡Gracias por la reseña!

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!