sábado, 4 de marzo de 2017

Reseña: Mañana azul (Amanecer rojo #3)

Título: Mañana azul

Título original: Morning Star

Autor: Pierce Brown

Editorial: RBA

Fecha de publicación: 02/2017

Saga: 3/3

Páginas: 672

Precio: 18,00 €


Sinopsis:

Arriesgándolo todo para hundir la Sociedad dorada, Darrow ha sobrevivido a las despiadadas rivalidades entre los guerreros más poderosos. Ha logrado ascender y ha aguardado pacientemente el momento de desencadenar la revolución que acabará con la jerarquía desde dentro. Por fin ha llegado la hora...

TRAICIONADO POR SUS ALIADOS. 
ABANDONADO A LA OSCURIDAD.
UNA VOZ SE ALZARÁ POR LA JUSTICIA. 

Para vencer, necesitará persuadir a los que están sumidos en la oscuridad para que rompan sus cadenas y reclamen un destino que se les ha negado durante mucho tiempo. Un destino demasiado glorioso para renunciar a él. 

CUANDO LA LIBERTAD ESTÁ A TU ALCANCE LA ESPERANZA SE CONVIERTE EN TU ENEMIGO.

Opinión personal:

¡SPOILERS! NO LEAS ESTA RESEÑA SI TODAVÍA NO HAS LEÍDO AMANECER ROJO E HIJO DORADO.

Como muchos sabéis, ya que no paro de recomendarla en redes sociales y he reseñado sus dos primeros libros, la trilogía de Amanecer Rojo es una de mis favoritas y parece que todo el que la lee se enamora de ella y no puede dejar de recomendarla. Pues bien, llevaba más de un año y medio esperando la publicación de este libro, sobre todo por el final tan impactante de Hijo Dorado, por lo que os podéis imaginar mi gran alegría cuando la editorial anunció que la publicaría a principios de este año.

Parece que Darrow ha sido derrotado y su objetivo de hundir la Sociedad dorada, reducido a cenizas. Sin embargo, lo que los dorados no esperaban es que Darrow encontrara la forma de volver a elevarse y poder plantar cara a las personas que han destrozado su vida y siguen destrozando las de las personas de castas inferiores. Ahora Darrow tendrá que buscar apoyos, incluso entre aquellos que le han traicionado, y conseguir que todos luchen por romper sus cadenas, puesto que es la única forma de conseguir la sociedad justa e igualitaria tan perseguida por nuestro protagonista. No obstante, el camino no será fácil y Darrow tendrá que tomar decisiones peligrosas y dejar mucho y a muchos atrás.

Virgina/Mustang
Darrow es un personaje inteligente, justo y valiente que me ha conquistado un poco más en cada libro. Logró infiltrarse entre los dorados con suma inteligencia y consiguió muchos de sus objetivos, pero no el principal: acabar con esa sociedad injusta donde los rojos mueren realizando su trabajo, casi siendo esclavos y por el que reciben un sueldo misero, mientras que los dorados no mueven un dedo, viven en la riqueza y son tratados como deidades. Ahora, después de haber sido humillado de nuevo, sabe que puede que esta sea su última oportunidad o la Sociedad seguirá así durante miles de años más.
Mustang, desde mi punto de vista, es, después de Darrow, otra de las protagonistas de esta trilogía. A pesar de ser dorada y haber sido educada como todos los dorados, creyéndose superiores a todos los demás colores, casi intocables, hay algo en ella muy distinto de la mayoría de su Casa. Eso es lo que me ha encantado de ella, que fuera consciente de que no era superior por ser dorada y que, en cierto modo, apoye la causa de Darrow. Sin embargo, con Mustang nunca sabemos lo que puede pasar, puesto que es muy imprevisible, pero también astuta y luchadora.

Pero también hay otra serie de personajes que, pese a no ostentar tanto protagonismo como Mustang o Darrow, son determinantes y juegan un papel muy importante en los libros. Sí, os hablo de Sevro, Roque, Victra, Ragnar y ciertos personajes que aparecerán en este tercer libro. Ese es otro de los puntos fuertes de este libro: que se centra también mucho en los personajes secundarios, los cuales están creados a la perfección y esconden un sinfín de ambiciones y secretos, pero también bondad y coraje. Conocemos sus historias, lo que han sido sus vidas, y también nos sirve para conocer a personas de diferente color y cómo son sus vidas, puesto que tenemos desde dorados y rojos hasta azules u obsidianos. Por último, en este libro también adquieren cierta importancia los miembros de la familia de Darrow. 

"Bajo la mirada hacia la corona de su cabeza dorada y veo la oscuridad de sus raíces. Inspiro todo su aroma. Termine mañana o dentro de ochenta años, podría estar oliéndola durante el resto de mi vida. Pero quiero más. Necesito más. Le levanto la fina mandíbula con una mano para que me mire. Iba a decirle algo importante. Algo memorable. Pero se me ha olvidado al verle los ojos. El abismo que nos separa aún está ahí, lleno de preguntas, recriminaciones y culpa, pero es solo una parte del amor, parte de ser humanos. Todo está resquebrajado, todo está manchado excepto los frágiles momentos que se cristalizan en el tiempo y hacen que merezca la pena vivir la vida"

El argumento de esta historia es uno de los mejores que he leído. Combina de una forma sorprendente la mitología, el espacio y una sociedad dividida en clases, donde cada una de ellas tiene una serie de características distintivas y vidas completamente diferentes. Esta mezcla puede parecer algo extraña a simple vista, pero el autor lo une todo a la perfección para que parezca y sea natural, es decir, mientras leemos, el mundo creado no no resulta artificial, puesto que está dotado de grandes descripciones, ambientaciones, distintos personajes... que nos meten de lleno en un universo asombroso y que da mucho juego. Además, todo se completa con los grandes giros argumentales y el que no podamos saber cómo van a actuar los personajes en cada momento.

Finalmente, no podía acabar esta reseña sin hablar del autor y el magnífico descubrimiento que ha sido. Siendo sincero, nunca había leído a un autor que hubiera debutado en literatura con tal maestría y con tanto talento, porque Pierce Brown lo tiene en todos los aspectos posibles para un autor. Crea personajes profundos, cambiantes y de los que no sabemos que esperar, pero es que además es único describiendo y adentrándonos en la historia. También destaca por conseguir mantener el ritmo, la intriga y el misterio durante más de seiscientas páginas, que eso es algo que tiene un mérito enorme. Sin duda, uno de mis favoritos, por lo que me encantó saber que habría otra trilogía ambientada en este mundo. Solo espero que RBA siga apostando por él, que creo que lo hará, ya que nos merecemos libros tan buenos como esta saga en nuestro país.

En resumen, Mañana azul cierra mi trilogía favorita, una trilogía que se caracteriza por saber mantener la intriga y la tensión en libros de más de seiscientas páginas, por tener personajes perfeccionados hasta el mínimo detalle y por un mundo que no deja indiferente a nadie. Ojalá más series como esta. Y si todavía no la habéis leído, leedla, porque sé que agradeceréis mi recomendación.

 🐘🐘🐘🐘🐘

3 comentarios:

  1. Qué ganas de leer este libro!
    Me encanta esta trilogía y hijo dorado me dejo en shock! No me esperaba ese final, aunque sí quién iba a hacer alguna de las cosas pues sin querer leí la sinopsis del tercero y até cabos... Pero aún así, inesperado. Deseando tener este entre mis manos.


    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Dado que no leí esta saga, pasé por encima solo para ver qué te había parecido y no spoilearme. Que el final de la saga te haya gustado y te parezca bueno me hace sentir más ganas de animarme y leerla, aunque no sé si será pronto.

    un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    He pasado un poco por encima de la reseña porque no he leído los libros anteriores y no quería hacerme spoilers. Veo que es una trilogía que te ha gustado mucho y, aunque en principio pensaba que no era para mí te reconozco que ahora tengo mis dudas y creo que la leeré.
    Besos.

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!