viernes, 24 de febrero de 2017

PoetizArte: Apnea

Título: Apnea

Autor: Rubén Tejerina

Editorial: Frida Ediciones

Fecha de publicación: 01/2016

Colección: Poesía

Saga: -

Páginas: 204

Precio: 12,00 €


Sinopsis:

Eres infinita
y podría llenar vasos y vasos de ti,
todos con diferente sabor,
todos con una paz que significase el abismo,
todos…

Son las dos menos tú
de la mañana,
en Nairobi un niño desobedece su deber del agua,
nadan a oscuras los tiburones del Pacífico,
la bolsa de Tokio arde en las pantallas,
en Hollywood despiertan los aspersores,
están los científicos atentos a las señales desde la NASA.

Ignoro cómo he llegado hasta aquí,
como desconozco las propiedades del magnesio,
la técnica romántica de afinación de un piano,
o por qué ofrecen tranquilidad las ventanas frente al mar.
Soy un sinónimo más del abandono.

Opinión personal: 

Esa portada tan insinuante, viva y marina y la sinopsis, que me invitaba a querer adentrarme en las páginas de este libro, fueron los motivos que me llevaron a querer leer Apnea. Hay que destacar que, a diferencia de muchos de los libros de esta editorial de los que suelo hablaros, no seguía a este autor por redes sociales y este era mi primer acercamiento a su poesía. Por lo tanto, era una oportunidad de escribir una nueva voz poética y ver si me gustaría repetir y me sentía cómodo en los temas que trataba y en su estilo. 

"Ella, negra,
como son las cosas que no necesitan la claridad 
para ser puras, tenía todas las curvas, 
todas las llamas para el deseo,
todas las expresiones del sexo, pero,
lo que emborrachaba es su voz llena de miel y de panteras,
y no la ginebra y el bourbon que solo acompañan 
la embriaguez de su voz".

El poemario se encuentra dividido en seis partes cuyos títulos son Teatro Pereyra, Hábitos de boxeador, Polaroids, Tienda de disfraces, Bengalas, poemas y otras señales de auxilio y Lugares para el abandono. Además, la última parte, Lugares para el abandono, está a su vez dividida en otros tres apartados cuyos nombres me encantan: Manual para habitantes de circo, Sobre cómo pasar la tarde en un parque de atracciones y Zoológico donde existe un dragón dormido. Cada una de las partes trata diferentes emociones y habla sobre diferentes estados, pero todos ellos en relación con el concepto que da título al libro, la apnea.

Se podría decir que el libro es ciertamente extenso, ya que muchos de los que publica esta editorial suelen rondar las 100 páginas o tener unas cuantas más allá de dicha cifra. Pues bien, me ha gustado leer este libro poco a poco, unos cuantos poemas al día, no solo porque fuera extenso, sino porque creo que así disfruto más de la lectura de los libros de este género y puedo apreciar mejor el estilo y las palabras empleadas. Si leyera poesía al igual que leo un libro de ficción no conseguiría descifrar todos los mensajes ocultos y los elementos poéticos, con la consecuencia de que tengo claro que no me gustaría tanto este género.

El autor utiliza un lenguaje y un estilo quizá un poco más complejo y enrevesado que la de las jóvenes promesas que publica a menudo esta editorial. Esto no ha afectado a mi lectura, puesto que he disfrutado mucho leyendo las alusiones, pero sobre todo me ha encantado el trasfondo de cada poema, los dobles sentidos y los sentimientos contenidos en cada verso. Algo que también me ha gustado ha sido que hablara sin tapujos y de forma directa del sexo, ya que en los libros de poesía que he leído no se hablaba de forma tan explícita del sexo y los órganos sexuales, porque muchos temen pecar de obscenos. En este libro no es así, se nos habla del sexo, entre otros temas, está claro, pero ello no hace que los poemas sean vulgares, sino que son más realistas y directos.

"Pensaba que volver era otra cosa.

Quedarse en un lugar
es marcharse de todos los demás".

"Tú te reías como nadie
pero de qué nos sirvió tanta sonrisa,
si nada queda ya de quien tú eras,
si la que se levanta conmigo
no conserva de aquella ni un pañuelo,
ni una frase escrita en el forro del vestido,
ni tan siquiera habla con su boca,
y lo que es igual de triste,
que tampoco tengo nada yo
de aquel
que contigo se reía".

En conclusión, Apnea es un libro que recomiendo para aquellos que ya tengan cierta experiencia en la poesía y quieran leer los temas usualmente tratados pero con una complejidad, un estilo y un trasfondo mayores.

4 comentarios:

  1. Hola! Este libro parece estar muy interensante. Me gustan los ejemplos que seleccionaste para mostrarnos. No sé si podré acceder, pero sin duda disfrutaría de leer sus poemas.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado ^^ Yo no soy muy de leer poesía (es más, pocos libros de poesía he leído en mi vida básicamente porque sé que requieren más concentración y dedicación que una novela normal y corriente) y este es, quizá, el que menos me llama la atención de los que has reseñado hasta ahora, así que lo voy a dejar pasar :')

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Primera vez que veo el libro, en tu blog. Me ha llamado la atención el titulo del libro y por eso he entrado a la entrada, valga la redundancia. Tiene buena pinta, yo me lo apunto para ver si lo consigo cuando vuelva a España.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    No conocía el libro pero me suele gustar este tipo de poesía de vez en cuando. Además, me ha gustado mucho eso de que se utilicen palabras un poquito más enrevesadas que en otros libros del mismo estilo y que se juegue mucho con los dobles sentidos y eso :)
    Por si fuera poco, ya los fragmentos que has puesto me han encantado. Me lo llevo anotadísimo.

    ¡besos!

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!