domingo, 20 de noviembre de 2016

Reseña: La llave de bronce (Magisterium #3)

Título: La llave de bronce

Título original: The Bronze Key

Autoras: Holly Black & Cassandra Clare

Editorial: Destino

Fecha de publicación: 15/11/2016

Saga: 3/5

Páginas: 240

Precio: 14,95 €


Sinopsis:

Se supone que los alumnos del Magisterium están en un lugar seguro. Bajo la mirada atenta de los profesores, aprenden a usar la magia para traer orden en un mundo caótico. Pero ahora el caos lucha por desatarse. Call, Tamara y Aaron deberían preocuparse de cosas como los exámenes sorpresa que tendrán y los retos de magia a los que se tendrán que presentar. Sin embargo, después de una inesperada muerte, deberán ir tras la pista de un siniestro asesino y arriesgar sus propias vidas.

Opinión personal:

CONTIENE SPOILERS DE LOS LIBROS ANTERIORES

Como muchos sabréis, porque he ido subiendo reseñas cada año que se publicaban, he leído los dos primeros libros de esta saga y me gustaron mucho, por lo que pienso continuar con los demás. Es la típica saga Middle Grade que atrapa, ya que la prosa conjunta de las autoras es muy buena y hay magia, que siempre ayuda. Aunque puede parecer libros infantiles, creo que es perfecto para toda clase de públicos. Además, las ediciones, tanto originales como las españolas, son muy bonitas. 

Pues bien, en los libros que he leído de esta serie, tanto en los dos primeros como en este que reseño, los personajes son casi el pilar del libro, junto a toda la trama mágica, claro está. 
Aunque el protagonismo corre principalmente por parte de Call, también son demasiado importantes en la historia Tamara y Aaron. Son tres personajes completamente diferentes, pero cada uno tiene un toque único que hace que sean adorables y, desde mi punto de vista, los tres son muy necesarios. Sin duda, la historia no sería lo mismo sin cualquiera de ellos. 
Así, Call no solo tiene importancia por sus actos en los libros y todo lo relacionado con la magia, sino que su historia personal está también muy relacionada con la trama del libro. Os daréis cuenta conforme vayáis avanzando en la lectura de los tres libros, y creo que os gustará mucho. Además, no creáis que Call ni Tamara o Aaron son personajes infantiles debido a su edad, ya que tienen una gran madurez. Desde mi punto de vista, creo que son tan maduros para su edad por el peso que supone tener las capacidades que cada uno de ellos tiene. Son conscientes de que tienen algo que muchos no tienen y deben darle un buen uso. 

Estos libros también destacan por su corta extensión, todos tienen entre doscientas y trescientas páginas. A esta extensión hay que sumarle que las autoras saben cómo mantener viva la trama, no solo con el tema mágico, sino que también hay historias secundarias que dan mucha fuerza a estos libros. Así, son constantes en estos libros la acción, intriga y la tensión que se palpa en muchos capítulos. En definitiva, el lector no se distrae ni un momento y sigue de forma atenta las pericias de nuestros tres protagonistas que, como os digo, son muy tiernos y maduros. 
En cuanto a las autoras, he de decir que su trabajo conjunto en esta saga me está pareciendo excelente. Por separado, de Cassandra Clare solo he leído los tres primeros libros de Cazadores de Sombras, que me volvieron completamente loco, por lo que tengo que seguir con ellos lo antes posible. 

En conclusión, La llave de bronce es el tercer libro de una saga de cinco que, de momento, está consiguiendo mantener el buen ritmo en todos ellos. Cada libro está repleto de nuevas tramas e historias que enganchan al lector. 

🐘🐘🐘🐘

2 comentarios:

  1. No veo estos libros para mí...
    Un besazo ^^

    ResponderEliminar
  2. No los conocía pero has llamado mi atención por completo, además que al ser del género middle grade y no muy largos tiene que leerse de forma rápida y fluida. Apuntaré esta saga para empezarla el año que viene, así tengo tiempo de terminar algunas que tengo empezadas ^^ ¡Gracias por la reseña!

    Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!