sábado, 1 de octubre de 2016

Reseña: La pura verdad

Título: La pura verdad

Título original: The Honest Truth

Autor: Dan Gemeinhart

Editorial: CrossBooks

Fecha de publicación: 08/09/2016

Saga: -

Páginas: 240

Precio: 13,95 €


Sinopsis:

En casi todos los aspectos de la vida, Mark es un chico normal como tantos otros. Tiene un perro llamado Beau y una amiga que se llama Jessie. Le gusta hacer fotos y escribir haikus. Sueña con escalar una montaña algún día. 
Pero en una faceta muy importante, Mark es diferente a los chicos de su edad: está enfermo. El tipo de dolencia que implica hospitales y tratamientos. Una enfermedad de la que podría no curarse. 
De modo que Mark decide escapar. Abandona su casa llevando una cámara, un cuaderno, y a su perro. Pase lo que pase, tiene un objetivo: alcanzar la cima del monte Rainer. 
Aunque sea lo último que haga en su vida.

Opinión personal:

La primera vez que vi este libro fue cuando supe que el sello CrossBooks lo iba a publicar en España. La portada me pareció muy bonita, sobre todo por ser colorida y porque da la sensación de que está pintada con ceras, algo que me ha resultado muy original. Así, decidí investigar un poco para ver si le daría una oportunidad o no, y cuando vi de qué trataba y las tan buenas críticas que tiene en Goodreads, tenía claro que tenía que ser mío.

Mark es un niño diferente a los demás: ha pasado gran parte de su vida en hospitales intentado superar su cáncer y está cansado de vivir entre cuatro paredes. Ahora parece que su enfermedad está en un estado más crítico y sabe que va a morir dentro de muy poco tiempo. Es precisamente eso, tener un tiempo tan limitado, lo que hace que coja valor y escape junto a su perro Beau. Su objetivo es alcanzar la cima del monte Rainer, y está decidido a hacerlo, pese a que esto puede ser lo último que haga con su vida. Tan solo quiere ser un niño como los demás, capaz de plantearse desafíos y que su enfermedad no le frene para cumplirlos.

El mundo es una tormenta, supongo, y todos nos perdemos en ella de vez en cuando. Buscamos montañas entre las nubes para que todo merezca la pena, para darle algún significado. Y a veces las vemos. Y continuamos.

El protagonista de este libro es la ternura personificada. A través de él, conocemos una enfermedad tan dura como el cáncer, con crudeza y a la vez con una mirada inocente. Le acompañamos en su viaje, en el que tiene claro que quiere alcanzar la cima del Rainer y quiere hacerlo con la única compañía de su perro, valiéndose por sí solo. Mark es muy valiente y me ha encantado esa forma que tiene de querer a su perro.
Si ya es duro leer a protagonistas con enfermedades tan graves, lo es mucho más cuando estas azotan a niños, por lo que os vais a encontrar con un personaje que va a transmitir mucho. Sin embargo, no penséis que todo van a ser malos momentos, ya que también encontramos esperanza en él y muchas ganas de cumplir el que cree que va a ser su último propósito.
Además de conocer a Mark y Beau, también tienen importancia Jess, la mejor amiga de Mark, y la familia de nuestro protagonista. Jess es una gran amiga y siempre ha apoyado a Mark y he estado con él en sus momentos más difíciles, por lo que es imposible no cogerle cariño por esa incondicionalidad.

La verdad es que pensaba que este libro sería una lectura rápida, pero no me hacía a la idea de que lo iba a devorar en tan poco tiempo. Esto se debe principalmente a su gran ritmo, que consigue atraparnos con la personalidad de Mark y su relación con su perro. Los capítulos están narrados desde el punto de vista de Mark, pero también encontramos algunos en los que se nos narra desde la visión de Jess, por lo que conocemos un poco cómo esta y la familia de Mark viven la desaparición del joven.
Este es el primer libro de este autor y en él ya se puede ver mucho talento. Con su prosa, consigue conectar con el lector y mostrarnos una visión dura, pero a la vez bonita y esperanzadora de una enfermedad que, por desgracia, está muy presente en nuestra sociedad. Espero que siga regalándonos historias tan bonitas como esta.

En resumen, La pura verdad es una historia preciosa y cargada de valores que me ha encantado. Nos muestra la realidad de una enfermedad y las formas de afrontarla, pero también nos transmite mensajes muy importantes, como la relevancia de la verdadera amistad y el coraje de luchar por cumplir nuestros sueños hasta en las situaciones más difíciles. 

🐘🐘🐘🐘

5 comentarios:

  1. Hola! Me paso igualda, fue un libro que leí en nada y se me hizona muy tierno y al mismo tiempo triste. Pero lo que realmente adoré fue la relación de Mark y Beau.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado tanto ^^ Yo descubrí esta novela poquito antes de que se publicase y la verdad es que aún tengo pensado leerla, más que nada porque a veces me apetece leer historias así, por muy tristes que sean, porque me hacen reflexionar :') Y me alegra leer que el ritmo es bastante ágil, así que espero poder leerla pronto ^^

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Espero poder leerlo pronto porque me ha encantado todo lo que cuentas sobre esta lectura. Gracias por tu recomendación.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ahora mismo no estoy mucho la dramas, me afecta bastante leer historias con enfermos, y aún más si son niños, así que en un principio lo voy a dejar pasar...

    ¡Gracias por la reseña! <3

    ResponderEliminar
  5. ¡Hoola! Cuando compré un libro en una librería me regalaron el primer capítulo de este libro, y la verdad es que me gustó bastante y me parece un libro interesante

    Un beso

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!