sábado, 5 de marzo de 2016

Reseña: Pensé que era cierto


Título: Pensé que era cierto

Autor: Huntley Fitzpatrick

Editorial: Libros de Seda

Fecha de publicación: 02/2016

Saga: -

Páginas: 448

Precio: 19,95 €

Colabora la editorial.

Sinopsis:

Gwen Castle nunca había tenido tantas ganas de decir adiós a la isla en la que vive hasta que Cassidy Somers, su gran error del verano, acepta un empleo allí como «chico para todo». Él es un niño rico que vive al otro lado del puente en Stony Bay, mientras que ella pertenece a una familia de pescadores y limpiadoras, aquellos que trabajan para que los turistas disfruten del verano. Y a ella, seguramente, le espera el mismo destino. Pero tras una conversación con su padre, las cosas cambian: saltan chispas y algunos secretos que hasta ahora lo habían sido salen a la luz, al tiempo que ella pasa un verano maravilloso y agotador, debatiéndose entre lo que hasta ahora pensaba que eran su hogar, aquellos a los que ama o, incluso ella misma, y lo que la realidad le demuestra.

Opinión personal:

El año pasado leí En la puerta de al lado de esta autora y me encantó. De hecho, fue la mejor novela contemporánea que leí ese año. Por ello, cuando la editorial Libros de Seda anunció que este año publicaría los otros dos libros de Huntley Fitzpatrick supe que tendría que leerlos, ya que su prosa me sorprendió y tenía ganas de saber cómo serían sus otros libros. Además, las portadas son preciosas y las ediciones están bastante cuidadas.

Pensé que era cierto nos presenta a Gwen, una adolescente que encuentra trabajo en verano para ayudar en casa, ya que su familia no está pasando por su mejor situación económica. En su nuevo trabajo, se reencontrará con Cass, su gran error del verano, que también acaba de encontrar empleo, aunque realmente no lo necesite. De esta forma, poco a poco irán saliendo a la luz todos los secretos de lo que pasó entre Gwen y Cass, y aunque en un principio intenten evitarse, acabarán coincidiendo hasta el punto de que sea imposible ignorar la presencia del otro. ¿Podrán mantener una relación amistosa o acabarán saltando chispas entre ellos? Sin duda, este verano marcará un antes y un después en sus vias.

Los protagonistas de esta historia me han parecido muy reales y humanos. Al igual que En la puerta de al lado, la autora nos muestra el contraste entre dos familias muy distintas, sobre todo en el terreno económico. Por un lado, tenemos a Cass, que procede de una familia rica y siempre ha tenido una vida cómoda y fácil. Y por otro, encontramos a Gwen, que viene de una familia trabajadora y humilde, donde todos tienen que aportar su pequeño granito de arena para que las cosas salgan bien. Además, a través de otros personajes también se nos muestra el contraste entre diferentes ideologías.
Gwen me ha gustado por la madurez que demuestra a lo largo de todo el libro. También se preocupa mucho por su familia y no duda en hacer todo lo que está en su mano para ayudar a los que la rodean.
Cass es un personaje con el que he simpatizado desde el primer momento. Es sencillamente adorable y evoluciona mucho a lo largo de la historia. 

Lo que más me gusta de los libros de esta autora es que tiene la capacidad de crear historias de amor como pocos lo hacen. En este género, son muchos los autores que apuestan por hacer que los protagonistas se enamoren y empiecen una relación desde el primer momento, que es el recurso más fácil. En este libro no pasa eso, ya que la historia de amor está muy bien construida y tiene un gran desarrollo conforme avanza la trama. Es de agradecer que la autora no haya apostado por el típico amor instantáneo y sí por un amor real. Lo mismo sucede en su otro libro que he leído, En la puerta de al lado. Hay que destacar el trabajo de la autora, puesto que consigue mantener la atención del lector mientras la historia de amor se va desarrollando poco a poco.
Pensé que era cierto es una historia que me ha encantado. Sí que es cierto que En la puerta de al lado me gustó más, pero hay que tener en cuenta que fue una de mis mejores lecturas del año pasado.

En resumen, Pensé que era cierto es una historia que me ha enganchado. Fitzpatrick tiene una forma única de crear historias de amor y enganchar a los lectores. Estoy deseando que llegue mayo para poder leer No es lo que parece, que espero que esté a la altura de sus dos primeros libros.

4,5/5

4 comentarios:

  1. Hola!
    No me he puesto todavía con esta autora y la verdad que le tengo muchas ganas :D
    Sin duda me apunto este libro. Seguro que me gusta ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola! ^^ pues todavía no he leído el primero, pero lo tengo pendiente, a ver que tal ^^ que he visto muchos comentarios muy buenos ^^
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Son libros autoconclusivos, puedes leerlo de forma independiente:)

      Eliminar
  3. Puede estar bastante bien porque por lo que cuentas puede llegar a gustarme. Creo que tengo algun libro de la autora en mi lista de pendientes así que seguramente acabe leyendo algo de ella. Un beso y gran reseña!

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!