jueves, 17 de marzo de 2016

Reseña: La magia de las pequeñas cosas


Título: La magia de las pequeñas cosas

Autor: Estelle Laure

Editorial: Puck

Fecha de publicación: 07/03/2016

Saga: 1/2

Páginas: 256

Precio: 13,00 €

En colaboración con Puck.

Sinopsis:

Hay cargas demasiado pesadas para una chica de diecisiete años. Hay situaciones que ninguna adolescente debería vivir. 
Hasta hace poco, Lucille era una chica como tú, con un luminoso futuro por delante. Ahora, de la noche a la mañana, el futuro se ha desmoronado: su padre está internado en un hospital mental, su madre lleva semanas sin dar señales de vida y Lucille, de repente, se encuentra haciéndose cargo no solo de sí misma sino también de la casa y de su hermana pequeña. 
¿Cómo seguir adelante cuando tus padres te han dejado sola y las facturas se acumulan? 
¿Cómo reconstruir un mundo que se desploma? 
¿Cómo enamorarse cuando estás al borde del precipicio? 
¿Es posible ser feliz en el peor de los tiempos? 

Opinión personal:

Le había echado el ojo a este libro cuando vi que lo iban a publicar en España. Aunque tenía curiosidad por leerlo y creía que me podría gustar, tenía pensado dejarlo pasar, ya que había leído varios libros de este tipo últimamente y me apetecía otra clase de lecturas. Sin embargo, muchos de los blogs que sigo comenzaron a reseñarlo y todas las críticas eran muy buenas. Ante esta situación, no me quedó otra alternativa que leerlo y esperar que me gustara tanto como había gustado a los demás.

La magia de las pequeñas cosas cuenta la historia de Lucille, una adolescente que carga con más responsabilidades de las que debería. Tras maltratar a su madre, su padre fue ingresado en un hospital mental mientras que su madre se tomó unas vacaciones que parecen haberse alargado demasiado. Así, Lucille tiene que hacerse cargo de su hermana pequeña y seguir pagando las facturas en casa, ya que sus padres no ayudan nada en su mantenimiento. Por si esto fuera poco, debe ocultar que su madre lleva semanas fuera, puesto que los servicios sociales podrían intentar quitarle a su hermana. Sin embargo, algo bueno ocurrirá en la vida de nuestra protagonista, ¿Podrá permanecer lo bueno dentro de todo este caos?

Lucille es un personaje al que me ha sido imposible no adorar. Esa forma de luchar para sacar adelante a su hermana y la madurez con la que actúa a lo largo de casi toda la novela me han encantado. Además, su comportamiento con sus padres me ha parecido totalmente comprensible y probablemente yo también habría actuado como lo ha hecho ella. Lucille es la narradora de esta historia y conocemos su vida de la mejor forma: a través de sus propios ojos. 
Wren, la hermana pequeña de Lucille, es la ternura e inocencia personificadas. Da ese pequeño toque tierno, y en cierto modo, de ignorancia al desconocer casi todo lo que ha pasado en los últimos meses en su casa para que el panorama cambie tanto y sus padres no estén con ella.
También conocemos a algunos personajes secundarios que tendrán importancia en el libro, sobre todo de la mitad para adelante, como son Eden, la mejor amiga de Lucille; Digby, el hermano de su mejor amiga, y sus propios padres.

"¿Sabes que hay personas que dicen que a veces cuando lloran parece que se los llevaran las olas? Nunca había entendido eso hasta ahora, pero cuando la primera ola me golpea es como si estuviera sujetándome. Estoy sujetándome y haciendo un esfuerzo para no dejarme arrastrar. Mis ojos se empañan y no... no voy a dejar que ganen las lágrimas, pero entonces lo hacen y me rindo. Se lo llevan todo por delante y jadeo como si estuviera ahogándome en ellas".

Desde el primer capítulo de este libro, no pude dejar de leer, ya que necesitaba saber qué les depararía el futuro a Lucille y su hermana pequeña. El ritmo de la novela es entretenido y se lee bastante rápido. Sus poco más de doscientas cincuenta páginas duran poco y nos dejan con ganas de más. De hecho, no sabía que habría segunda parte de este libro, ya que el final se quedaba bien, aunque fuera un poco abierto. Cuando me enteré de que habría segunda parte, me llevé una gran alegría, puesto que este libro me ha encantado.
Como podéis observar en la cita de arriba, Estelle Laure posee una prosa totalmente preciosa y poética en ocasiones. Ha conseguido conquistarme con ella y transmitirme todo lo que deseaba transmitirme con la novela. 

En resumen, La magia de las pequeñas cosas nos muestra las vueltas que puede dar la vida, lo dulce y agridulce. Una lectura que me ha encantado y que consigue tocar el corazón. Estoy deseando leer más de esta autora. Tiene un gran talento jugando con las palabras y creando historias emotivas. 

4/5

6 comentarios:

  1. Me enamoré de este libro cuando lo vi en la presentación de la editorial y la verdad es que me he vuelto a enamorar tras tu reseña. El titulo es precioso, la edición me parece preciosa y por dentro por lo que dices es más precioso. ME tengo que hacer con él si o sí ^-^

    ¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIIZ! :):)

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchísimas ganas de leerlo, espero poder hacerlo pronto, pero me atrajo desde el primer momento y solamente por su portada :p un flechazo. A ver q tal, espero q me guste tanto como a ti.

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  3. La portada enamora pero la historia en si no me atrae demasiado por más críticas buenas que vea, nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola! me lo apunto! que ganas de leerlo hehehe ¡Besis!

    ResponderEliminar
  5. Espero poder leerlo pronto, no paro de leer buenas críticas y creo que me puede gustar^^

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Apuntadísimo! Tiene una pinta genial.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!