lunes, 19 de octubre de 2015

Reseña: La ley del espejo, de Yoshinori Noguchi


Título: La ley del espejo

Autor: Yoshinori Noguchi

Editorial: Comanegra

Fecha de publicación: 02/2010

Saga: -

Páginas: 99

Precio: 14,50 €

En colaboración con la editorial.

Sinopsis:

A partir de una historia sencilla y emotiva, Yoshinori Noguchi (Hiroshima, 1963), un reconocido experto en coaching y asesoramiento psicológico, nos sitúa delante de un espejo para enfrentarnos con nuestro interior que es, en definitiva, el que determina todo lo que nos sucede en la vida.

Eiko está preocupada porque los niños del colegio maltratan a su hijo Yuta, y se siente totalmente impotente y sola ante un problema que no sabe cómo resolver. Hasta que su amigo Yaguchi le ofrece un método sorprendente que la hará vivir la situación más difícil de su vida: enfrentarse a sus fantasmas y seguir adelante con espíritu nuevo.

A medio camino entre el coaching y las constelaciones familiares, La ley del espejo nos reencuentra con una filosofía oriental renovada y nos propone pautas claras y efectivas para resolver de raíz los problemas de la vida.
Una regla mágica que da solución a cualquier problema de la vida.
El 90% de los lectores japoneses han llorado con esta historia.

Opinión personal:

Hoy os traigo la reseña de un libro algo diferente a los que normalmente suelo reseñar. Se trata de La ley del espejo, uno de los libros que forma parte de la colección Emociones, de la editorial Comanegra. Esta colección nos trae historias breves y emotivas, pero repletas de valores que podemos aplicar a nuestra vida diaria. Son historias en las que el desarrollo personal se mezcla con la ficción, creando libros que emocionan y sorprenden.

La ley del espejo nos cuenta la historia de Eiko, una madre preocupada porque en el colegio su hijo sufre acoso escolar. Además, siempre está agobiando a su hijo y es demasiado sobreprotectora, por lo que la relación entre ambos es cada vez más fría y tirante. Desesperada, Eiko decide acudir a Yaguchi, un amigo de su marido que entiende mucho sobre filosofía y psicología. Así, Eiko descubrirá a través de los consejos de Yaguchi que realmente el problema no está donde ella creía que estaba. Debe abrir los ojos y descubrir que los problemas que tiene su hijo no son los únicos que tiene y que existen una serie de leyes que rigen la vida.



Una de las razones porque las que decidí leer este libro es por ese trasfondo filosófico y psicológico que posee. En sus páginas, se nos habla de dos leyes que tienen importancia en la historia que se desarrolla: la ley del espejo y la ley de lo inevitable. Únicamente os hablaré un poco de la ley del espejo, ya que quiero que la otra la descubráis vosotros mismos. Os diré lo que se dice de esta ley en el libro: "Los acontecimientos que ocurren en la realidad son el resultado. Cada resultado siempre tiene una causa. Y esta causa se halla en su interior. Es decir, debe saber que su vida es el espejo que refleja su interior... Gracias al espejo que es la vida podemos darnos cuenta de la propia persona y tenemos la oportunidad de cambiar." Simplemente maravilloso.

No me gusta encasillar a los personajes, ya que lo de poner etiquetas no es lo mío. Sin embargo, tengo que destacar que se nota mucho que el escritor es japonés. Esto no es un rasgo negativo, todo lo contrario. Los escritores japoneses consiguen dotar a sus personajes de un gran mundo interior y una emotividad increíble. Es uno de los factores que más admiro de ellos, ya que es muy difícil crear personajes que tengan tanto mundo interior y que consigan transmitir tanto. Mucho más complicado si es un relato corto, como en este caso.

La prosa de Noguchi es espectacular. No solo es bonita, sencilla y amena, sino que con ella consigue transmitir muchos sentimientos y valores. Es capaz de transmitir todo su conocimiento sobre psicología y hacerlo de forma entretenida y emotiva en una historia como esta. Además, le da giros inesperados a la trama y consigue que un argumento tan simple como el inicial se convierta en uno mucho más complejo. Estoy seguro de que repetiré, ya que me he quedado con muchas ganas de leer algo más escrito por él.

La ley del espejo podría definirse en una palabra: emoción. Es un libro que consigue transmitir y nos muestra como una historia sencilla puede ser mucho más compleja de lo que parece. Con unos personajes con gran mundo interior, una prosa emotiva y amena y un componente psicológico, Noguchi crea una historia con la que es prácticamente imposible no emocionarse.

4/5

6 comentarios:

  1. Hola. Increíble, en un primer momento no me llamaba nada la portada, pero tu reseña me ha dejado sin palabras, se ve que es una historia muy emotiva, siempre es bonito poder leer un libro que te proporcione valores.
    Muchos besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. Hola juan! *-* me ha enamorado totalmente tu reseña, me encantan estos libros "únicos", "especiales" y curiosos que te hacen mover cosas en tu interior; así que apuntado queda para leerlo ^^
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    No conocía el libro ni a su autor pero el argumento de la novela me ha llamado bastante y lo describes tan bien que me han dado unas ganas inmensas de leerlo.
    A propósito, no conocía tu blog pero me encanto el título, apenas acabo de conocer el significado de la palabra "Vorágine" y me parece precioso, es de mis palabras favoritas^^

    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  4. Leí este libro en navidades cuando me lo regalaron y me encantó (además de llorar lo mío XD). Sin duda toda una joya <333 (Y coincido en lo de ese trasfondo que dan a los personajes los autores japoneses ains uwu)

    ResponderEliminar
  5. Hola! Que preciosidad de edición! Y me apetece mucho leer algo así! Me lo apunto!
    Un saludo :D

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    No conocía este libro y la verdad que tu reseña me ha dado ganas de leerlo! Me encantan los libros que tratan temas de la psicología.
    Un beso!

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!