sábado, 19 de abril de 2014

Desconocidos.


Sin duda, hay dos clases de desconocidos.
Por un lado, están aquellos con los que te encuentras por un conjunto de casualidades o también aquellos entre los que te pierdes en el centro. Esos que van cogidos de la mano y parecen felices, la de los ojos tristes y sus razones desconocidas, el que sonríe a todo el mundo, esos amores a primera vista a los que ya no vuelves a ver.
Todos estos son esa clase de desconocidos a los que probablemente no volverás a ver, y, por lo tanto, no juegan un papel importante en tu vida.

Luego está la otra clase de desconocidos. Esos desconocidos con los que tienes recuerdos en común. Bien, estos son los más dolorosos. Esos ahora desconocidos a los que dedicaste la que era tu canción favorita y ahora es esa canción que no puedes ni escuchar por su gran carga emocional, esa asquerosa canción. Los que un día te desordenaron la vida y te arrugaron la cama y la ropa. Aquellos con los que juraste que iba a ser para siempre y acabasteis más rotos que vuestra relación. Esa clase de desconocidos que prometió arreglar tu vida y la dejó aún más en ruinas. Los ahora desconocidos a los que sonreíste como nadie y quisiste con rabia y ganas, aunque ahora sea con orgullo. Esos que desnudaron y besaron tu espalda y que, al final, solo dejaron huella y cicatrices en el lado izquierdo de tu pecho.

Estos desconocidos son los más confusos y dolorosos. Un día por casualidad o por mala suerte, te los encuentras por la calle y no sabes si saludar, sonreír, salir corriendo, llorar, o decirles que aún te acuerdas de su madre, y no precisamente en el buen sentido.
Pero al verlos ya nada puedes hacer, en tu mente suena de fondo esa canción tan asquerosa y comienzan a aparecer todos los recuerdos. En ese momento te das cuenta de que llevas meses mintiéndote a ti mismo, que no has olvidado del todo, y que tu corazón está poseído por una clase de bipolaridad que se debate entre el amor y el odio.
Así que, si algún día me ves, espero que entiendas el porqué de no mirarte ni saludarte, que te has convertido en un desconocido doloroso, y por quererte no quiero ni quererte con odio, amor mío, ni por desconocido quiero tenerte, ya que si existe el más mínimo sentimiento, aunque sea negativo, es que aún estás presente.

¿Y tú? ¿Qué clase de desconocido quieres ser?

24 comentarios:

  1. súblime, simplemente fantástico. Espero que sigas subiendo textos, ya que echaba de menos leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena perspectiva de los sentimientos que nos hacen flaquear en la vida, pero que también nos hacen sentirnos intensamente vivos.

      Eliminar
  2. Ha sido una alegría entrar a mi cuenta de Reader y ver que has vuelto a escribir. ¡Nos seguimos leyendo como siempre, Monroe!
    PD: Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sé quien eres pero no recuerdo la dirección de tu blog, aunque la tendré en mi Reader también. Muchas gracias, Laura!

      Eliminar
  3. Comparto tu opinión sobre los desconocidos, sigue así vorágine :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia existen los dolorosos..
      ¡Lo haré!

      Eliminar
  4. Una seguidora en twitter.19 de abril de 2014, 15:20

    He vivido lo de los desconocidos dolorosos y es lo peor, sin duda, yo prefiero tener de los primeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, los primeros son menos inesperados.

      Eliminar
  5. La de desconocidos dolorosos que hay..
    Me encanta la foto del título del blog :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! La verdad es que el mérito es de mi novio, el pone la cámara y yo los textos. Otro :3

      Eliminar
  6. Yo creo que cuando sufres por un desconocido es porque aun sentís cosas.... eso creo yo...

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el texto, pero como todo puede mejorar. Quizá a veces te repites mucho, pero el texto está casi perfectoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón, y claro, todo puede mejorar, es un error creer que algo no puede estar mejor.

      Eliminar
  8. ¡Hola! Es la primera vez que visito tu blog, me ha encantado la cita de debajo de la foto de título

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es increible no e visto nada igual lo escribes con sentimiento y eso es muy importante felicidades

      Eliminar
    2. Es mía :3 Pues espero que vuelvas :3

      Eliminar
  9. Ya te sigo guapa, muchas gracias por pasarte por mi blog, sígueme : http://laritiess.blogspot.com y en twitter si quieres: http://twitter.com/larius23 , mi instagram es igual, doy follow back y perdón por el spam!! :)

    ResponderEliminar
  10. Maravilloso. Desde hoy ya tienes un nuevo lector.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta como escribes, desde hace dias que soy tu fan... ¡Sigue asi!

    ResponderEliminar
  12. Increíble lo identificada que me siento con tu texto. Es un gusto enorme poder leer cosas así :)

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

¡Estaré encantado de leer tu opinión!